Nación Andaluza condena el asesinato del general Qassem Soleimani como parte de la política terrorista del imperialismo estadounidense

 

Desmilitarizar Andalucía chico

El pasado 2 de Enero, aviones no tripulados de EEUU asesinaban al General iraní Qassem Soleimani, Jefe de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. Soleimani fue el responsable de la lucha antiterrorista contra los diferentes grupos islamistas que desestabilizaron el Estado sirio con el apoyo de EE.UU., la Unión Europea, Israel y Arabia Saudita, así como de la ayuda militar y financiera al Ejército Árabe Sirio, a las Unidades de Movilización Popular (Hachd al-Chaabi) en Irak, a Hezbolá en Líbano y a diferentes grupos que luchan por la liberación de Palestina.

Su trabajo de coordinación militar entre distintos países y fuerzas antiimperialistas contra el imperialismo occidental en todo Oriente Medio, le convirtió en objetivo prioritario para EE.UU y sus aliados. La orden de su asesinato partió del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, según reconoció él mismo.

Este asesinato supone una vulneración de las leyes internacionales al ser Soleimani a un alto militar de un país con el que no estaba en guerra, así como una escalada en la tensión militar que sufre la zona en conflicto y que puede desembocar en un enfrentamiento bélico a gran escala. Además representa una nueva manifestación de la política terrorista del imperialismo estadounidense que impone, a nivel mundial, los intereses de la oligarquía sin el más mínimo respeto a los tratados internacionales ni los derechos humanos.

No somos neutrales ante esta nueva agresión imperialista, a pesar de que se haya perpetrado al margen de la opinión del Pueblo Trabajador Andaluz. La situación geográfica de Andalucía así como la utilización de su territorio por los EE.UU., con bases militares como Rota, Morón o Viator (esta una base española adscrita a la “Fuerza de muy alta disponibilidad” de la OTAN), desde las que se apoyan todas las operaciones bélicas contra países de África y Oriente Medio, sitúan al país andaluz y a su población como parte de un conflicto en el que puede ser objetivo de los ataques de los ejércitos de los países agredidos por EEUU y sus aliados, con desastrosas consecuencias para la población andaluza.

Por estos motivos, NACIÓN ANDALUZA condena el asesinato del General iraní Qassem Soleimani y hace un llamamiento a todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales andaluzas a redoblar esfuerzos contra las bases militares norteamericanas, inglesas y españolas instaladas en nuestro territorio, y a favor de la construcción de una República Andaluza de Trabajadoras que impida que nuestro país pueda ser utilizado en guerras imperialistas.

Permanente de la Comisión Nacional de Nación Andaluza.

Andalucía, 4 de enero de 2020.