Nación Andaluza ante la aprobación del Proceso Constituyente catalán unilateral

La semana pasada, el Parlament de Catalunya aprobó las conclusiones de la comisión de estudio que tiene por objeto impulsar un “proceso constituyente” en Catalunya, encaminado a la consecución de un Estado catalán en forma de República.

Si el Estado español no acepta la hoja de ruta aprobada por el Parlament de Catalunya, se iniciará de forma unilateral un Proceso Constituyente de participación popular que recogerá propuestas de cara a la futura Constitución. Este proceso culminará en una ley de Transitoriedad Jurídica (que comportará de hecho la declaración de independencia), y la convocatoria de elecciones de las que saldría una Asamblea Constituyente, la cual elaborará una Constitución que será sometida a Referéndum.

El pasado 19 de Julio, el Tribunal Constitucional dictaba una insólita resolución, ordenando a la Mesa del Parlament no someter a votación del Pleno las conclusiones de la Comisión. El consejo de ministros en su reunión del día 29 ha seguido la linea de judicialización y represión pidiendo al TC que declare nula la resolución de desconexión del Parlament, a la abogacía del Estado que tramite un incidente de ejecución de sentencia por desobediencia de la Mesa al consentir el debate y votación en pleno. Finalmente amenaza a la presidenta del Parlament Carme Forcadell si continua por esa línea, apercibiéndola de multa y responsabilidades penales.

Represión, judicialización, confusión de los poderes ejecutivo y judicial, y amenaza, la verdadera cara del Régimen del 78, chapa y pintura del Régimen del 39. La mayoría independentista de JPS y la CUP decidió ser fiel al mandato popular y reafirmar su soberanía, sometiendo las conclusiones a votación. Dicha votación, arrojó un resultado de 72 votos a favor, contra 10 votos en contra de Podemos y asociados (un diputado no emitió el voto, ignorándose el motivo); Cs y PP abandonaron el hemiciclo y PSOE permaneció en el mismo, pero no participo en la votación.

Para nada nos sorprende la oposición de la sucursal catalana del PSOE. Pero una vez más manifestamos nuestro estupor con el voto en contra de CSQEP, es decir de Podemos, IU y asociados porque no solo con su voto en contra se ponen del lado del Régimen del 78 y contra los derechos del pueblo catalán, hechos usuales, sino que demuestran no ser fuerzas de izquierda al rechazar la unilateralidad y no ser honestas al incumplir su programa electoral en Catalunya que preveía un proceso Constituyente.

Ante la gravedad de la resolución del TC y las amenazas del gobierno en funciones del Estado español, Nación Andaluza, manifiesta su apoyo al proceso independentista iniciado en Catalunya, así como a la decisión insumisa de su parlamento y el carácter unilateral del proceso, en el caso de que el Estado español no se avenga a una negociación que ponga sobre la mesa el proceso de desconexión de Catalunya.

El TC, órgano deslegitimado por su utilización política, se ha mostrado como la extensión judicial del poder político, por lo que no se puede constituir en juez por ser parte interesada en el conflicto.

Recordemos cómo el TC se ha convertido en instrumento político del capitalismo español, en defensa de sus intereses contra las decisiones democráticas del Parlament Catalán:

  • En el año 2010 recorta el Estatut aprobado en Referéndum por el pueblo catalán.
  • Declara inconstitucionales 27 leyes de carácter social y progresista, como las leyes contra los desahucios o la pobreza energética, aprobadas por los representantes del pueblo catalán y dejando sin contenido las instituciones democráticas, en una muestra más de la imposibilidad de acuerdos con un Estado que a cara descubierta defiende los intereses de las clases privilegiadas.

Así mismo, NACIÓN ANDALUZA manifiesta su rechazo a las medidas represivas y a la judicialización que ha desplegado el Estado contra el proceso de emancipación nacional del pueblo hermano catalán.

Damos nuestro apoyo total e incondicional al pueblo catalán y a sus legítimos representantes que, en sede parlamentaria, fieles a su mandato y a la resolución del 9 N han dado un paso irreversible en la construcción de la República Catalana.

Expresamos nuestra solidaridad internacionalista a los camaradas de la CUP. La solidaridad es la ternura de los pueblos.

VISCA LA REPUBLICA POPULAR DELS PAÏSOS CATALANS!

¡VIVA LA REPÚBLICA ANDALUZA DE TRABAJADORES!

Comisión Permanente de Nación Andaluza.

Andalucía, 31 de julio de 2016.