Nación Andaluza ante el Día Internacional de la Clase Obrera ¡POR UNA ANDALUCÍA DE LA CLASE TRABAJADORA!

Ante la conmemoración del 1º de mayo, Día Internacional de la Clase Obrera, desde Nación Andaluza queremos señalar:

1º Entendemos necesario recordar que el 1º de Mayo es un ejercicio de reivindicación y recuerdo de los mártires de Chicago (EE.UU.) así como de todas las vidas obreras asesinadas por el modo de producción capitalista. Los acontecimientos que protagonizaron aquellos obreros en 1886 -reivindicar mediante la huelga las 8 horas de jornada laboral- y que pagaron con sus vidas dieron lugar a la conmemoración del 1º de Mayo. Y además fueron otra evidencia del carácter criminal de los capitalistas. Más de cien años después, seguimos luchando por la abolición de la explotación de la clase obrera y del trabajo asalariado.

Pero para la militancia de Nación Andaluza este 1º de Mayo es un día para expresar también la necesidad de que en Andalucía transitemos -a la vez que luchamos por la liberación nacional- hacia un nuevo modo de producción basado en la economía planificada por el pueblo, hacia el socialismo. Socialismo e independencia nacional entendemos que son pilares imprescindibles de la lucha por la liberación andaluza.

2º Todos los analistas coinciden en que actualmente el capitalismo -en su actual etapa senil- se encuentra en una crisis más pronunciada que nunca. Esta se traduce en unas condiciones materiales cada vez peores para la clase obrera. El último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala como está creciendo el trabajo en negro, ocupando ya al 61% de las trabajadoras del planeta (es decir a 2.000 millones de trabajadoras). La OIT recordó que el trabajo informal provoca las tasas más altas de pobreza” entre las trabajadoras. También en enero el Fondo Monetario Internacional (FMI) manifestó -según un índice de malestar social que elabora periódicamente- que a mediados de 2022 comenzará una oleada mundial de protestas ante la crisis que se avecina y advertía a las oligarquías de la necesidad de prevenirlas y controlarlas.

3º En cuanto a la situación en nuestro país, un informe de este mes de abril de Unicaja ha anunciado que terminaremos el año con una subida del paro (puede que hasta el 24%) superando de nuevo el millón de andaluzas paradas. Por ahora -según cifras oficiales- en el primer trimestre de 2021 se encontraban más de 900.000 personas en paro. Sufrimos un 22,7% de paro frente al 16,1% estatal. Es decir, 6,5 puntos más. En el caso de la juventud esta diferencia se amplía hasta los 12, 6 puntos alcanzado el desempleo al 52,2% de la juventud andaluza. Y más de 493.000 mujeres trabajadoras andaluzas están en paro, alcanzando el 27,3% y superando en 9 puntos la media estatal. Son unos datos oficiales que manifiesta nuestra realidad: en Andalucía el paro, la precariedad y la pobreza siempre son mucho más altos en virtud de nuestro papel como colonia interior. Y eso facilita que en otros lugares del Estado y del mundo estos sean mucho más bajos. Y en este proceso la clase obrera andaluza paga las consecuencias. Lo hemos podido ver con el reciente caso de AIRBUS en la Bahía de Cádiz. Y lo pagan especialmente las mujeres, los jóvenes y los sectores del Pueblo Trabajador Andaluz más desprotegidos.

4º En los momentos de crisis capitalista está más en juego que nunca la lucha de clases. Dependiendo del grado de organización y la capacidad de la lucha obrera pueden ser momentos de fortalecimiento de nuestra clase o de la oligarquía. La estrategia burguesa siempre será la misma en estas circunstancias: reducir nuestros salarios y aumentar nuestra sobreexplotación, para acelerar así la recuperación de las tasas de ganancia y la acumulación capitalista. Por ello es más importante que nunca la organización de la clase trabajadora andaluza.

5º Necesitamos una legislación laboral propia. Como trabajadoras, sufrimos la legislación estatal que es causa y cómplice de la degradada situación del Pueblo Trabajador Andaluz y que el Covid-19 acentúa aún más. Desde Nación Andaluza reivindicamos un Marco Andaluz de Relaciones Laborales (MARL) que supere el actual marco legal y jurídico favorable a la burguesía, la nobleza terrateniente y toda suerte de explotadores. Es necesario un MARL que establezca una legislación propia en materia de modalidades contractuales para adaptarlas al mercado laboral andaluz, en sistema de prestaciones, en sanciones a las empresas. En resumen, en el establecimiento de todos los medios legales que permitan al Pueblo Trabajador Andaluz mejorar sus condiciones materiales de existencia.

6º Es el Pueblo Trabajador Andaluz el que debe ser dueño de la soberanía sobre su tierra y sus recursos para decidir libremente. Ni las multinacionales, ni los oligarcas ni sus políticos a sueldo. Por eso la solución para la clase trabajadora pasa por la recuperación de su soberanía bajo el principio: si nosotras producimos, nosotras decidimos. Solo hay un camino posible para la transformación de nuestra realidad antes de que la crisis capitalista arrase con los pocos derechos que nos quedan: que la clase obrera andaluza tome las riendas de su destino, organizada y consciente. Mientras que no detentemos la soberanía perdida será la burguesía, a través del Estado español, la Unión Europea y su moneda o los Estados Unidos quienes decidan el destino de Andalucía.

Llamamos a toda nuestra militancia, adheridas y simpatizantes a salir a la calle este 1º de Mayo apoyando las movilizaciones de Nación Andaluza así como las del sindicalismo andaluz y de clase. Animamos a la clase trabajadora andaluza a sumarse a las filas de la izquierda independentista andaluza para avanzar hacia la Revolución Andaluza que nos conduzca a una Andalucía gobernada y organizada en pos de la clase trabajadora.

¡Por una Andalucía de la clase trabajadora!

Permanente de la C. N. de Nación Andaluza. Andalucía, 28 de abril de 2021.