Nación Andaluza ante la convocatoria de huelga de los trabajadores de la RTVA ¡Por una RTVA del Pueblo Andaluz!

Ante la convocatoria de huelga por parte del Comité Intercentros de Canal Sur y RTVA para los próximos días 22 y 23 de diciembre, motivada entre otras cosas por el recorte presupuestario de más de 14 millones de euros pactado entre PP y Cs para que Vox apoye los presupuestos del gobierno de la Junta, manifestamos nuestro total apoyo a estos paros y a las denuncias que las trabajadoras vienen realizando desde hace tiempo.

En este sentido, denunciamos la manipulación política de la programación y en especial de los informativos, donde es ejercido un control de la información por parte de los representantes políticos, tanto en la actualidad como en los años en que el PSOE gobernó la Junta de Andalucía.

La corrupción económica ha sido otro de los baluartes de este ente, utilizado para pagar sueldos muy por encima de lo que marca el mercado laboral a gentes de confianza de los partidos y contratos millonarios a empresas cercanas a estos. Con la llegada del PP, Cs y Vox al gobierno de la Junta, la situación de Canal Sur se ha agravado notablemente, poniendo en serio peligro su continuidad.

Además el “Decreto de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva” aprobado en marzo permite la privatización de emisoras municipales, tanto de radio como de TV, marcando las intenciones de privatización de todos los medios de comunicación públicos, incluido Canal Sur.

Para Nación Andaluza la utilización partidista de la RTVA ha sobrepasado todos los límites de la ética periodística, creando una programación con un sesgo ideológico escandaloso donde las misas católicas, los toros, los programas machistas, sexistas, acompañados de otros que difunden los tópicos que sirven para vulgarizar y prostituir la cultura andaluza, se han convertido en parte sustancial de la programación.

El crecimiento de la externalización de la producción con la contratación de productoras propiedad de ex-directivos ha supuesto la entrada en Canal Sur de elementos de extrema derecha con sueldos millonarios como Bertín Osborne o Carlos Herrera, que cobra 42,000 € por programa, mientras se abandonan retransmisiones culturales de enorme raigambre en Andalucía como el Carnaval de Cádiz.

En pleno estado de alarma, con las carencias económicas para atender las necesidades sanitarias de la población, se sube un 30% el sueldo de la delegada en Madrid, al mismo tiempo que se destinan 11 millones de euros de los fondos Covid para pagar los excesos financieros de la cadena, motivados por los excesivos contratos con las productoras de Bertin, Carlos Herrera o Juan y Medio.

Se está dejando morir a Canal Sur mediante una programación alienante y embrutecedora mientras no se renueva de la plantilla y se dejan sin cubrir bajas por enfermedad o por jubilación.

En múltiples ocasiones, las trabajadoras de Canal Sur han denunciado la manipulación de los contenidos informativos, exigiendo tanto el cese del Director de informativos como el de la Delegada en Madrid, medidas que apoyamos desde NACIÓN ANDALUZA.

La falta de personal y de recursos técnicos, así como la manipulación informativa y la externalización de la producción, está provocando una situación de deterioro que busca justificar la privatización de la RTVA, al igual que el resto de servicios públicos que gestiona la Junta.

Por todo lo expuesto para Nación Andaluza no es suficiente que se detengan los recortes puestos en marcha por el gobierno PP-C’s-Vox y es necesario:

  • Una TV pública andaluza que promocione la creación de contenidos más diversos y que representen a la totalidad de la población andaluza; espacios informativos producidos por el personal de la cadena, apostando por una información plural y diversa; elección del personal en función de su valía, alejándose de los criterios partidistas que han regido hasta la fecha.
  • Divulgación de la historia y cultura andaluza, alejándose de los intereses ideológicos y de los tópicos que sirven a las políticas de alienación, asimilación y dependencia.
  • La supresión del Consejo de administración, formado por representantes políticos sin formación en la materia y que cuestan 1,2 millones de euros anuales.
  • Dotar al ente público de mecanismos legales para la protección del servicio público sin injerencias políticas.

¡Por una RTVA del Pueblo Andaluz!

Permanente de la C.N. de Nación Andaluza

En Andalucía, a 16 de diciembre de 2020