Nación Andaluza ante la celebración del Consejo de Ministros español en Barcelona

Desde NACIÓN ANDALUZA vemos con preocupación el giro reaccionario que está llevando a cabo el gobierno del PSOE. La convocatoria de la reunión del Consejo de Ministros el día 21 de diciembre en Barcelona es una provocación a la sociedad catalana, una escalada de la violencia simbólica para justificar la represión y la toma policial de Barcelona; un nuevo “a por ellos”, apoyado por un contingente policial de 1.000 “piolines”, preparados para la represión de las manifestaciones de rechazo a la celebración del Consejo de Ministros.

El Régimen del 78, con sus partidos (derechas e izquierdas) ha cerrado filas en torno a dos ideas: Monarquía y Unidad de España, sobre las que mantener los privilegios de las clases dominantes y el capital. El avance del fascismo y su visualización es la forma en que el Régimen del 78 intenta blindarse frente al derecho a decidir de los pueblos y las protestas sociales reclamando derechos y reparto de la riqueza. El objetivo es aumentar la precarización de la clase trabajadora para mantener la tasa de crecimiento del capital y para ello necesita de la Unidad territorial, es decir, la unidad de mercados y del espacio de explotación capitalista.

La deriva españolista en su vertiente fascista a la que está caminando el Régimen del 78 busca el enfrentamiento en las calles de Barcelona contra las clases populares que exigen libertad de los presos políticos, la vuelta de las exiliadas, derecho a decidir, autogobierno y República. La criminalización de los CDR por parte de políticos y medios de comunicación españoles, así como las reiteradas amenazas al pueblo catalán de aplicación del artículo 155 de la Constitución española y la ilegalización de partidos “independentistas” en caso de que continúen las movilizaciones en favor de la República catalana, nos dan una muestra de las intenciones del Régimen de no permitir movilizaciones que cuestionen la Monarquía ni la Unidad territorial del Estado. El derecho a manifestarse, el derecho de expresión, de protesta, de asociación y de huelga corren un serio peligro.

El 21 de diciembre el pueblo catalán está convocado a manifestarse contra la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros, pero, sobre todo, será una manifestación por los derechos democráticos y civiles en peligro por la deriva autoritaria del Estado español.

Todos los pueblos sometidos por el Estado español nos jugamos mucho el día 21 en Barcelona. La represión puesta en marcha por las instituciones españolas no va a ser de aplicación exclusiva en Catalunya. Las políticas “centralizadoras” promovidas por el capital y difundidas por sus voceros periodísticos y políticos, van a ir acompañadas por la represión policial y judicial en todos los territorios donde la protesta social amenace los pilares del Régimen del 78.

Por todo esto, NACIÓN ANDALUZA se solidariza con el pueblo catalán y hace un llamamiento al pueblo andaluz a apoyar las manifestaciones del día 21 de diciembre en Barcelona.

Por el derecho a decidir, el autogobierno y la República.

¡Visca Catalunya lliure!

¡Solidaridad internacionalista contra España y el Capital!

Permanente de la C.N. de Nación Andaluza.

Andalucía, 19 de diciembre de 2018.